Chus Bravo MENU

Astenia Primaveral

Acabamos de estrenar nueva estación, en concreto, hemos dado la bienvenida a la Primavera…

La Primavera es un tiempo de colores, aromas, luz, días más largos, actividades al aire libre, en definitiva es una estación en la que poco a poco nos invita a salir hacia fuera, después del Invierno durante el cual estamos hacia dentro.

Para algun@s es la estación esperada y la reciben con ilusión y ganas, sin embargo para otr@s es la estación temida, o al menos durante las primeras semanas les cuesta un poco más adaptarse a los cambios que supone, y es lo que se denomina astenia primaveral, un trastorno temporal que aparece con la llegada de la primavera y que afecta tanto física como psicológicamente.

Los síntomas característicos de la astenia primaveral son:

  • dot SHEC Malagacansancio generalizado
  • dot SHEC Malagafalta de energía
  • dot SHEC Malagamalestar general
  • dot SHEC Malagadificultad para dormir
  • dot SHEC Malagairritabilidad
  • dot SHEC Malaganerviosismo
  • dot SHEC Malagadisminución del apetito y líbido
  • dot SHEC Malagaproblemas de concentración

Estos síntomas suelen durar entre 10 o 20 días, el tiempo que tarda el organismo en adaptarse a los cambios de la nueva estación.

Los factores que determinan la astenia primaveral son varios: por un lado nuestro cuerpo debe adaptarse a las nuevas condiciones de luminosidad y temperatura, también cambios en la humedad y presión atmosférica, así como los cambios en la hora; todas estas circunstancias inducen al organismo humano a una serie de mecanismos que alteran la regulación de los ritmos circadianos, mediante un cambio en la secreción de determinadas hormonas: endorfinas, cortisol, melatonina, etc; tales alteraciones hormonales ocasionan una alteración de los ritmos biológicos, los cuales deben adaptarse a las nuevas condiciones ambientales.

Parece que suele darse más en mujeres que en hombres y la edad comprendida entre los 20 y 40 años. Por otro lado podría apreciarse un componente endógeno, una predisposición de la persona a padecerla.

No hay un tratamiento específico para la astenia primaveral, pero sí pueden llevarse a cabo ciertos hábitos saludables para ayudar a este proceso de adaptación del organismo, tales como: horarios fíjos respecto al descanso y alimentación, para que el organismo vuelva a encontrar de nuevo su equilibrio; alimentación sana y equilibrada basada en verduras, frutas y cereales; hidratación suficiente, beber 2 litros de agua al día; descansar al menos 7-8 horas diarias y ejercicio moderado.

En definitiva, si al principio de la primavera te notas más cansad@ de lo habitual, falt@ de fuerzas para desempeñar las actividades diarias, te cuesta mantener el ritmo de trabajo normal, te encuentras triste o sientes malestar, es probable que estés sufriendo una astenia primaveral. No te alarmes ni preocupes, ya que dichos síntomas desaparecerán en unos días o semanas. Pero si tu sensación de cansancio o tristeza se alarga en el tiempo, debes consultar al médico, porque podría tratarse de otro problema.

Agradezco tu comentario

Chus Bravo en Facebook